LA IMPORTANCIA DEL RECICLAJE

Es fundamental hoy en día que todos seamos conscientes de la necesidad y la importancia de cambiar nuestros hábitos con respecto al reciclaje de las basuras y residuos que generamos, así como del ahorro de la energía que consumimos para contribuir en el cuidado del medio ambiente. Es más que evidente que el planeta lo necesita, que SÍ hay un calentamiento global, un cambio climático y es hora de ponerse las pilas. ¡Aún no entiendo como puede haber gente que niegue tal evidencia!

Por este motivo, lo mejor que podemos hacer los adultos es empezar a crear cuanto antes a los niños a construir estos hábitos “ecológicos” porque es necesario para todos y, sobre todo, para su futuro.

Para ayudarlos en esta tarea, nada mejor que observar, desde pequeños, cómo sus padres, abuelos, educadores, maestros,… apagan las luces si no las necesitan, no malgastan el agua, tiran por separado las botellas de cristal, los envases o los periódicos y las revistas, etc.
Son muchas las familias o centros educativos en los que se ha creado el hábito de guardar algunos envases, cajas, papeles de colores, revistas, o incluso juguetes o sus piezas, si piensan que pueden ser utilizados en otro momento haciendo alguna manualidad o actividad con los niños.
Ponernos manos a la obra e implicar a los niños desde pequeños hace que se sientan responsables e involucrados.

De todas las pequeñas acciones que podemos realizar en nuestro día a día para aportar nuestro granito de arena, hoy nos centraremos en el reciclado de residuos. Todo lo que a continuación compartimos puede ser aplicado tanto en casa como en el aula.

Os ofrecemos algunas ideas sobre cómo organizar en el hogar/aula ese rincón para reciclar, lo que suele suponer un problema debido a que se necesitan diferentes contenedores para cada tipo de residuos y no se dispone siempre de un espacio ideal.

Las primeras imágenes son ideas más del tipo DIY para aquellos que os fascinen las manualidades o restauración y dispongáis de más tiempo. También es cierto, que estas ideas son más adecuadas en relación al tema que estamos tratando, al evitar el uso de contenedores, cubos u otro tipo de compartimentos de plástico.

En esta segunda serie de imágenes, se pueden observar otras maneras de organizarlo, recurriendo más a los contenedores o cubos comercializados.

Otro aspecto importante a tener en cuenta cuando nos planteamos introducir el reciclaje en nuestro hábito de vida, más aún en aquellos hogares en los que hay niños pequeños, es utilizar apoyos visuales, es decir, dejar bien claros los colores en esa clasificación de cada contenedor, así como unos carteles con letras y/o dibujos para que les sea más fácil identificar qué debe depositar en cada uno.

Algunos ejemplos de carteles:

Y…otro tipo de carteles que ….¡nos encantan! son los siguientes:

Podéis descargarlos aquí.

En definitiva, los carteles pueden ser de muy diversos tipos, en Internet existen multitud de modelos a elegir, pero también una muy buena idea, sobre todo para implicar a los niños, es realizarlos nosotros mismos con ellos.

Esperamos que os sirva de ayuda y que si aún no os habéis animado a reciclar, este sea el momento porque recordad que ¡¡¡¡¡millones de pequeñas acciones pueden convertirse en algo grande!!!!!