¿POR QUÉ SURGE ESTE PROYECTO?

En la sociedad actual en la que nos encontramos, en la que la mayoría de las familias se encuentran con un día a día a toda prisa, con rutinas frenéticas y horarios inflexivos… :

  • Por la mañana: preparación de desayunos, almuerzos, ropa, comida, llevar a los niños al colegio… Después, ir al trabajo.
  • Por la tarde: recoger a los niños, comer, llevar a los niños a fútbol, danza, inglés, etc.
  • Por la noche: volver a casa para preparar las cosas de la mañana siguiente, la comida, la cena, leer a los niños un cuento… descansar.

Con este ritmo de vida es muy difícil organizarse, tener tiempo para los imprevistos familiares, dedicar tiempo para nuestros hijos, para nuestras parejas, para nuestros hobbies y sobre todo es muy difícil no caer en la rutina estresante que nos hace olvidarnos de los pequeños detalles, tan importantes.

Por no hablar del ámbito educativo, en el cual, los docentes también se encuentran con un continuo de exigencias: horas de dedicación para hacer tareas administrativas, una gran cantidad de contenidos que deben impartir porque así lo exige la legislación vigente, una serie de normas de funcionamiento de los centros que hay que cumplir, etc. Todo ello conlleva, en muchas ocasiones, la limitación de su papel o función a la hora de ejercer la docencia, ir con prisas y no profundizar en los contenidos como a uno le gustaría… y con ello,… no atender plenamente los intereses, necesidades, ritmos, capacidades, expectativas,… de los alumn@s.

Ambos contextos: familia y escuela, son de suma importancia para nuestros hij@s o alumn@s y, por ello, conceptos como: colaboración, cooperación, coordinación, comunicación bidireccional,… son fundamentales porque se debe trabajar conjuntamente, en una misma dirección para lograr un desarrollo armónico e integral y creemos que hasta que esto no se entienda así y se vean como dos bandos enfrentados, no se estará haciendo lo correcto.

Por lo tanto, este proyecto nace de la necesidad de ofrecer y compartir ideas, instrumentos, recursos, experiencias,… con y para las familias (padres, abuelos, tíos, etc.) y docentes porque todos contamos, todos formamos parte de un contexto.


¿QUIÉNES SOMOS?

Este proyecto lo formamos una tribu de educadoras y madres que preocupadas por el rumbo que está tomando la educación de los niñ@s, creemos que es imprescindible actuar tanto desde casa, como desde los centros educativos.

Sin más rollos… os contamos nuestra historia:

Hace no mucho tiempo, una mamá llamada Eva, comenzó a sentir que estaba perdiendo la conexión con su hijo. 

Veía que el niño no estaba del todo motivado y feliz y no sabía cuál era el motivo. Como la inmensa mayoría de los padres, cuando nació su hijo, acudió a multitud de libros de consulta, preguntó al pediatra, a amigos conocidos, a sus padres, … e intentó seguir las pautas que consideraba que sus padres hicieron bien con ella y mejorar aquellas que no fueron del todo adecuadas. Pero se dio cuenta de que ese era el primer error: intentar educar a su hijo como al resto o como la educaron a ella.

Ni siquiera cuando en una casa hay varios hermanos, se comportan todos igual, así que … ¿por qué iba a educar a su hijo como la educaron a ella si cada niño es distinto, con sus propios intereses, necesidades, personalidad, ritmos y expectativas? Cuando comprendió esto, el siguiente paso fue pedir ayuda, informarse y formarse, con la finalidad de conocer realmente a su hijo.

A partir de entonces, la escucha, la empatía, la paciencia, la creatividad, las normas y límites, la cercanía, el cariño, el amor, la confianza y el respeto, se convirtieron en sus principales aliados.

En su proceso de cambio, se encontró con dos personas:

Sara, una joven risueña, optimista, luchadora, muy entusiasta de la naturaleza, la música, las manualidades y, en especial, de los niños. Se había graduado en Magisterio de Educación Infantil, se formaba realizando cursos sobre  Metodologías innovadoras, Programaciones Didácticas, Competencias Digitales,… y poseía gran interés por seguir aprendiendo cosas nuevas. Trabajaba en una Escuela Infantil en la que se encontraba rodeada de niños y familias maravillosas que la habían ayudado a crecer tanto personal como profesionalmente. 

Ariadna, una joven alegre, creativa, trabajadora, perseverante, perfeccionista, amante de la música desde pequeña, con ganas de aprender,…. que debido a su desmotivación durante la etapa de bachiller, no tenía grandes expectativas académicas para cuando saliese del instituto, pero que jamás se arrepentiría de haber puesto un pie en la Facultad de Educación (y no por el plan de estudios precisamente) porque cuando entró en un aula supo que allí estaba su sitio. Ello la llevó a graduarse en Educación Infantil y a licenciarse en Psicopedagogía. 

A lo largo de su experiencia profesional pudo trabajar con niños y jóvenes con múltiples discapacidades, jóvenes en situación de riesgo social, formó a técnicos de Educación Infantil, trabajó en centros privados y públicos, donde conoció a una gran variedad de familias y docentes. De todo ello ha ido aprendiendo a tener claro qué es lo que quiere seguir manteniendo y conservando para la educación de los niños y qué es lo que se debe cambiar para poder mejorarla. Además, era una madre primeriza que sentía que su corazón ya no la pertenecía desde que en el año 2015 decidió instalarse en el pequeño cuerpo de su hijo.

Eva, actual Fundadora y Directora de Puente al Aprendizaje, comentó su idea, su proyecto a ambas jóvenes y no dudaron en ponerse manos a la obra para aportar su granito de arena y ayudar a todo aquel que pudiera sentirse perdido.

 

Así que…¡¡¡AQUÍ ESTAMOS!!!


¿QUÉ QUEREMOS CONSEGUIR?

En Puente al Aprendizaje apostamos por educar a nuestros hij@s en el respeto, lo que conlleva que ese respeto sea mutuo. Si nosotros, los adultos, educamos en el respeto, nuestr@s hij@s y/o alum@s serán respetuosos con ellos mismos y con lo que les rodea.

Como hemos mencionado anteriormente, en esta labor todos debemos colaborar, ser una piña, ir en una misma dirección y lo que no podemos olvidar es que lo más importante son las generaciones futuras

¿Sientes que tu estilo educativo está basado en normas rígidas y autoritarias?, ¿la relación con tus hijos está deteriodada?, ¿no sabes cómo resolver determinados conflictos en el aula?,…Os invitamos a mejorar o cambiar aquello con lo que no estéis conformes. En ocasiones, no será fácil porque lo fácil es no hacer nada y seguir en nuestra zona de confort,  pero el esfuerzo bien merece la pena.

Vamos a disfrutar de nuestros niñ@s hoy, no de los adultos del mañana.